La estrella de la dieta mediterránea, el aceite

Pieza estrella de la dieta mediterránea, las diferentes variedades, aromas y sabores del aceite de oliva virgen combinan a la perfección con todo tipo de platos.

El aceite de oliva virgen, alimento por excelencia de la dieta mediterránea, se ha convertido en uno de los grandes pilares de la gastronomía de nuestro país. La última tendencia del aceite en la cocina, debido a la amplia variedad de olivos y sus distintas propiedades, impone el uso de un aceite determinado para cada tipo de plato.

Precisamente, las almazaras, cada vez hacen mayores esfuerzos en producir mejores aceites, que pongan de manifiesto la riqueza de las distintas variedades de aceituna pensadas para usos diferentes en cocina.

 

 

os presentamos dos tipos de aceite que nos gustan. 

Coupage natural: Elaborado con aceitunas procedentes del olivar más antiguo de la finca, de 85 años. Es un aceite complejo que mezcla las tres variedades de aceituna características de Baena: El Picudo, el Hojiblanco y el Picual. 

Picual: Se produce con el olivar más joven de la propiedad, de edades entre 10 y 40 años. Su recolección temprana proporciona un aceite frutado verde de intensidad media, con un amargor y picante moderado. Su alto nivel de antioxidantes naturales lo hacen especialmente indicado para la salud.

En crudo, su aceite de oliva expresa todo su potencial de aroma y sabor. En caliente, el aceite mantiene todas sus cualidades dietéticas y nutritivas, es ligero, sabroso y consigue ligar los sabores de los alimentos tanto en frituras, cocciones o confitados.